El camino de Miraflores de la Sierra, El Empecinado, El Cerrillo, La Corredera y el Club de Fútbol Barcelona

Blog
Typography

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El largo y mezclado título de este artículo, se debe al haber entrelazado los terrenos y casas del Cerrillo y de la Corredera, con el antiguo camino de Miraflores de la Sierra y con algunos acontecimientos relacionados con él.  

    Gregorio y Rafael, se encontraban en El Ventorro sentados frente a una mesa tomando un café, Rafael mirando hacia la plaza de toros de La Corredera, comentó:
    -Creo que la plaza es el punto más alto de tó el casco urbano de Colmenar Viejo, ¿no lo crees tú así?
     -Lo es Rafael, la plaza se encuentra a una altura de 915 metros sobre el nivel del mar, pero pronto va a dejar de serlo.
    -¿Por qué?
    -Por la urbanización que se está construyendo sobre la pequeña falda del Alto Eugenio, de la que ya se puede ver parte de ella desde la cañada de las Merinas, hasta donde se encontraba la Chimenea del Gato, y dentro de poco formará parte del casco, cuando se concluya será el punto más alto, ya que el Alto Eugenio está a  969 metros.


    -Oye Gregorio, lo que no sé, es por qué a la plaza de toros la llaman de La Corredera, si se encuentra en tó lo alto del Cerrillo.
    -Todo tiene su explicación ¡bueno! en este caso yo diría que su historia.
    -Cuenta macho, cuenta.
    -La Plaza de Toros, se encuentra en lo que hasta finales del siglo XIX era un descansadero que se le denominaba del Cerrillo, pero que estaba junto al otro descansadero designado como La Corredera. Los mencionados descansaderos se encontraban anexos  al antiguo camino de Miraflores de la Sierra.

    El camino de Miraflores de la Sierra, partía frente a la ermita de La Soledad, iba paralelo a Navalaosa, de allí a La Corredera, continuaba por la hoy carretera de la ermita de Los Remedios, seguía con dirección a Guadalix de la Sierra, como a kilómetro y medio de la ermita, sale de la izquierda de la carretera por lo que hoy se conoce como camino de Carrascosilla, que conducía hasta el conocido puente de los Once Ojos del ferrocarril Madrid – Burgos, justo a la entrada de la urbanización de Peña Real, este tramo del camino se mantiene como estaba, seguía hasta Los Pinarejos sobre el kilómetro 3 de la carretera de Soto del Real a Guadalix de la Sierra, y de allí ya con dirección a Miraflores de la Sierra. En cuanto a los descansaderos del Cerrillo y de La Corredera, eran unas ampliaciones de dicho camino, que servían para el descanso de arrieros, ganaderos, pastores etcétera, con sus animales en los siglos pasados, y ocupaban unas franjas de terreno anexos al camino.

    -¡Claro! Era el mismo camino que el antiguo de Chozas hasta un poco más allá de la Cruz de Muchos Cantos, de allí, uno tiraba a la izquierda y otro a la derecha.
    -Bueno, para ir a Chozas ¡vamos! al hoy Soto del Real, había dos caminos, el que has mencionado y el actual. Respecto al antiguo camino de Miraflores de la Sierra, he de decirte que aconteció un hecho histórico.
    -¿De qué hecho se trata?
    -De una batalla sucedida en la Guerra de la Independencia Española, 1808-1814, la describió don José Jusdado Martín en el Cuadernos de Estudios número 7 de la Asociación Cultural “El Pico de San Pedro”, si quieres te relato lo que guardo en la memoria de la bonita descripción que hizo don José .

    -Me encantaría Gregorio, ya sabes que lo relacionau con Colmenar Viejo me fascina, y más su historia, y esa no la conozco.
    -Te lo contaré a groso modo. El guerrillero Juan Martín Díaz conocido como “EL Empecinado” que era brigadier de los Reales Ejércitos de su Majestad, junto con su comandante José Mondedeu vino desde Sigüenza a tomar el pueblo, que se encontraba bajo las fuerzas francesas, en la madruga del 4 de julio de 1.812, ataca a las fuerzas de Napoleón emplazadas en el interior de la población, en sus calles se producen toda clase de escaramuzas, el comandante francés viendo el grueso número de guerrilleros, envía un mensajero al pueblo de Fuencarral, donde se encontraban acantonado el ejercito francés, antes del mediodía se presentaron trescientos de caballería, se produce una lucha desigual a favor de las fuerzas francesas, teniendo que retirarse los guerrilleros a la afueras del pueblo, concretamente, al comienzo del camino de Miraflores de la Sierra, en lo que nosotros conocimos como “Prado de Tito”, cerquilla que se encontraba en alto, junto con sus tapias de piedra, impedían el salto de los caballos, reteniendo a los franceses por algún tiempo guarnecidos en la población. En la batalla hubo cien bajas, y aunque fracasaron en la toma del pueblo, por la defensa realizada en esa cerquilla, Mondedeu fue propuesto para la Real Orden de San Fernando.

    -Que interesante macho, asique “El Empecinado” quiso librar a Colmenar Viejo del yugo francés. En cuanto al “Prado Tito”, aún se puede apreciar la altura existente entre la avenida de la Libertad, en la glorieta que existe junto a la ermita de la Soledad, que era donde dices que comenzaba el camino de Miraflores y la cerquilla de Tito, que estaba exactamente al comienzo de la actual calle del Prado Tito, por cierto, se la denominó últimamente así, porque su propietario o arrendatario era Tito Sanz Madrid, hermano de don Francisco, el que fue alcalde de Colmenar Viejo y de Fermín el ganadero de toros bravos, conocidos como los “Lile”.  Sobre el nombre propio de Tito existía un dicho relacionaú con los santos, antes se decía que en el santoral solamente había dos santos y santito.

    -¡Cómo, con todos los que hay!
    -Si, eran  Santos, Santiago y san Tito, por cierto, la festividad de san Tito es el 26 de enero.
    En cuanto a donde sucedió esta acción de guerra, no tengo más remedio que hacerte una puntualización. Existen unos documentos en el Archivo Histórico Nacional que documenta. Se trata de cuatro partes de guerra que el mencionado Empecinado, mandó a su superior, el general don Enrique José O` Donnell (conde de Bisbal), que a su ves transmitió al Excelentísimo Señor Jefe del Estado Mayor General de los Ejércitos. El primero de esos partes de guerra, es el que nos concierne. Te he trascrito casi todo separando las palabras que estaban juntas para facilitar su lectura, pero he respetado su ortografía por su curiosidad.
    Gregorio entregó a Rafael la mencionada trascripción, que este comenzó a leer:

    “… y el 30 llegue a Torrelaguna, aquí permanecí hasta la mañana del tres, en que me dirigi a Guadalix y mandé abanzar al vatallón de tiradores de Sigüenza con orden de penetrar en la madrugada del 4 en Colmenar, si no conseguia su comandante D. Nicolas de Isidro, sacar del pueblo al destacamento para batirle con ventaja. Tuve noticia de haverse reforzado y movi toda la División al mismo punto en aquella noche; pero a mí llegada le tenian encarado en un fuertes los tiradores de Sigüenza.

No bien havia acampado mis tropas en sus inmediaciones quando distinguí un segundo refuerzo que por el bulto y polvareda me pareció de consideración: ordené la retirada con dirección a Manzanares y al cuarto de legua me bi cargado de 300 cavallos de la Guardía Real, que lograron por minutos desordenar los mios de numero inferior. Con esta ventaja cargaron sobre los tiradores de Sigüenza que por dicho accidente cubrian la marcha de los vatallones de Madrid y Guadalajara tocando el apuro de hacerles cerrar y yo con ellos para alertar su desmayo en un cercado e impedir la muerte o prisión. La viveza del fuego que desde el hacian, contubo al enemigo que intentó varias veces hacer saltar a los cavallos impaciente del retraso de sus mil y doscientos infantes que los seguian. Los carabineros de mi Guardia, señaladamente mi asistente Juan Chinel, Andres Caro Y Franco Martín, rescataron a cuchilladas a varios prisioneros que por rezagados havian caido en su poder. Y el intrepido comandante de escuadro de escuadron del regimiento entonces D. José Mondedeu, rescató á todo el vatallon con solo 40 cavallos que por el pronto pudo reunir sosteniendo su retirada por una dilatada llanura hasta incorporarme con el resto de la tropa con tal valor que a pesar del dever, los trescientos no osaron arrollarlo: tal fue el respeto que les impuso en su carga para livertar el vatallon. Tambien se distinguieron en este acto el sargento, cavo y trompeta de ordenes de la misma cavallería N. Camarillo, Pablo de Torres, herido y Antonio Marquez.

Despues de incorporados siguio el fuego hasta las dos de la tarde en las alturas proximas a Manzanares, sin que la infantería enemiga pudiese abanzar un paso a pesar de sus diversas Direcciones.
Nuestra perdida en este encuentro ha consistido en quatro muertos, quince heridos, diez infantes prisioneros y como unos ciento extraviados de los que aguardan ocasiones de essa naturaleza para cerrarse en sus casas, pero los tengo ya casi sacados. La del enemigo ha sido cincuenta de los primeros sin incluir dos capitanes de caballería de la Guardia Real: nueve carros de los segundos que condugeron a Madrid y no se cuentan otros que dejaron en su división de heridos menos graves. Un oficial de caballería de la Guardia prisionero cuatro soldados de la misma arma y cinco cavallos.

Sobre todo debo añadir a V. E. que el obgeto de mi expedición se llenó completamente: he tenido el placer en todos estos días de ver muchos fugados del enemigo en todas direcciones y de saver el trastorno del Rey intruso y sus ministros con la proximidad de mis tropas: Aora las llebo a Torrelaguna dejando partidas que observen los destacamentos enemigos. …..”

    -¿Qué has sacado en conclusión de lo que has leído?
    -Pues que El Empecinado sufrió las bajas de: 4 muertos, 10 prisioneros y 100 extraviados, y los franceses: 2 capitanes de caballería y 5º soldados muertos, 9 carros de heridos, 1 oficial y 4 soldados de caballería prisioneros y 5 caballos perdidos.
    -Has relacionado perfectamente las bajas que detalla El Empecinado, nos faltaría saber las que hicieron constar en el parte de los franceses. Pero no has reflexionado sobre la exposición que hace de donde aconteció la acción o batalla. Y ahí es, donde te quería llevar. Nos detalla que sucedió a un cuarto de legua (1,4 kilómetros)  de Colmenar Viejo con dirección a Manzanares El Real, y que sostuvo su retirada por una dilatada llanura. Por estos datos bajo mi humilde opinión, deduzco que bien pudiera tratarse de un cercado en el Alto Eugenio, y que las llanuras son las existentes a su Oeste, hoy las urbanizaciones de Puente Nuevo y Puente Viejo, las cercas colindantes y parte del Campamento de San Pedro. Lo detallado en el mencionado parte de guerra, contradice el lugar reseñado por don José Jusdado, pero lo que nos lleva a correlacionar la mencionada batalla con el camino de Miraflores de la Sierra sigue teniendo su efecto, ya que El Empecinado cogió el citado camino, ya que fue en ese pueblo serrano donde el día 6 de Julio de 1812 expidió el tan mencionado parte.              

    -El camino o cordel de Miraflores  tenía un mínimo de 45 varas de ancho, es decir unos 38 metros, después de la construcción de las carreteras, el caminó solamente se usaba para el traslado de ganados y para acceder a las fincas colindantes, justo al punto donde nos encontramos (seguían sentado en El Ventorro), hasta principio de  los años cincuenta del siglo XX, partía una senda que iba a unirse con el citado camino o lo que hoy es el final de la calle Navalaosa con en el cruce de la calle Juan González del Real.

    -Todo ese terreno del Cerrillo, lo conocíamos como cañada, hasta que hicieron las “Casas del Cerrillo”.
    -Por cierto, a la Plaza de Toros la llamaron de La Corredera por haberse construido junto a dicho descansadero, pero debieron de haberla denominado del Cerrillo, puesto que se halla en lo que fue el descansadero del Cerrillo, exactamente en todo lo alto de lo que fue un pequeño montículo llamado del mismo modo. Ni que decirte tiene de donde procede el topónimo de Cerrillo.

    -¡Hombre! Gregorio, que soy corto de entendederas, pero no tanto, pues de un cerro pequeño, y le pusieron así, porque enfrente al nordeste tenían lo que es un verdadero cerro, el de San Pedro. Por cierto las “Casas del Cerrillo” fueron las primeras edificaciones construidas en esas afueras del pueblo.

    -La primera construcción fue la Plaza de Toros de La Corredera, que ya sabes que se construyó por iniciativa de un grupo de colmenareños que encabezaba el entonces alcalde don Luís Benito Gutiérrez Gómez, plaza que se inauguró a las once de la mañana el 29 de agosto de 1.891, con una novillada de tres novillos, y por la tarde con corrida de vacas y tres toros de muerte para el matador Raimundo Rodríguez “Valladolid”. La primera edificación de aquella zona, surgió como consecuencia del abandono surgido en la Plaza de Toros. Viendo que se estaba deteriorando, el Ayuntamiento decidió que una familia la habitara para hacer de guardesa, por lo que en 1.904 se adjudicaron las obras de la construcción de una casa para los guardeses al constructor Juan Colmenarejo Morando. Y esa casa fue la primera que se edificó en las entonces aquellas afueras del pueblo.

En cuanto a lo que los colmenareños llamamos “Casas del Cerrillo”, es algo más extenso de contar, debes de tener en cuenta que hasta aquellos años, desde la construcción de la basílica de Nuestra Señora de la Asunción, que fue la mayor obra de edificación acometida a todo lo largo de la historia de Colmenar Viejo, no se había realizado una obra tan monumental, nada menos que cerca de cien viviendas, que nosotros vimos levantar.

    -Cuenta, cuenta, que tiempo tenemos.
    -Como consecuencia de los problemas en necesidades de viviendas de los vecinos, surgió una primera propuesta para la construcción de casas subvencionadas en las afueras del Cerrillo y Corredera, la Corporación Municipal, allá por 1.952 pensó en edificar un pequeño grupo de viviendas. El entonces alcalde de Colmenar Viejo, don Antonio Torres Torres, en el citado año en una entrevista dijo:
    “No escapa a la atención municipal el problema de la vivienda, estando actualmente en tramitación un proyecto para la construcción de veintidós para los maestros,  …. Al propio tiempo se tramita la construcción de otras veinticinco viviendas subvencionadas por la Obra Sindical del Hogar, …. Aspira la Corporación Municipal a parcelar la magnifica zona denominada “La Corredera”, a base de expropiación con indemnización a los propietarios, vendiendo las parcelas con preferencia a las familias humildes para que puedan lograr la aspiración de tener casa propia… “La Corredera” es por su situación la zona más sana de Colmenar y de gran porvenir”.

      Don Antonio Torres, en aquellas primeras propuestas no acertó ni en el número de viviendas ni en el lugar de su emplazamiento, pero su empeño junto con la Corporación, fueron los que  llevarían a promover tan monumental obra.

    Ni que decirte tiene que las llamadas “Casas del Cerrillo”, ocuparon toda la loma Sur del Cerrillo, y que son las dos hileras de viviendas que se encuentran sitas entre las calles de Isla de Tenerife, Isla de Lanzarote y la calle Cañada del Cerrillo, al principio de su entrega se las denominó “Las Casas Baratas”, pero su nombre oficial era Colonia del Generalísimo, en honor al entonces Jefe del Estado, Generalísimo Franco.
    -Para los colmenareños de entonces, como su emplazamiento estaba a las afueras de la población, el ir a ellas, era como salir del pueblo.
    -En realidad era terreno rústico. Pero vayamos a sus orígenes. La citada Colonia del Generalísimo, se formaba de dos fases, la zona Norte, que linda con la Plaza de Toros, se la denominó Cerrillo Alto o de Agricultores, y la zona Sur, Cerrillo bajo o de los Obreros.
    La  zona de los Agricultores, se edificó sobre un terreno que parece ser se apropió el Ayuntamiento, se trataba del descansadero denominado El Cerrillo, según testimonio del mismo Ayuntamiento, se aprovechaba de él desde tiempo inmemorial. En una relación de los bienes inmuebles y de terrenos propiedad del Ayuntamiento, que encontré en los  expedientes del Archivo Municipal, constaba así:
    “Finca número 2.164 .-  Tomo 317  Folio  49.-  Inscripción 1ª
    Rústica.- Terreno enclavado en el paraje denominado El Cerrillo, inmediato a la Plaza de Toros, con una extensión de 8.000 m/2, que se deslinda al Norte con el camino que le separa de la mencionada Plaza de Toros,  al Sur con Camino Público, el Este con el camino de la dehesa de Navalvillar de estos propios, y al Oeste con el Camino Público, conocido con el nombre ya dicho del Cerrillo. No tiene cargas.
    Inscripción 2ª.- El Ayuntamiento de Colmenar Viejo constituye una hipoteca especial sobre la finca anteriormente descrita a favor del I. N. de la Vivienda en garantía de un préstamo de 598.086 pesetas, un anticipo sin interés de 1.223.530 pts. con 14 cts. y una prima a la construcción de 469.443,86 pts. con destino a la construcción de 48 viviendas protegidas.”

    -Gregorio me quieres decir, que ¿las casas de los Agricultores se edificaron en un terreno de Vías Pecuarias?
    -Exacto, El terreno ocupaba más o menos los 8.000 m/2, eran parte de la vía pecuaria y los descansaderos que ya te he comentado. Esos terrenos estaban incluidos en la Parcela 70, del Polígono 56 del Catastro de Colmenar Viejo, tenían una superficie de 10 hectáreas, 49 áreas y 80 centiáreas (104.980), figuraba como dueño :  Propiedad del Estado.

    El promotor de las viviendas, como ya has podido comprender fue el Ayuntamiento, el número de expediente de edificación concedido por el del Ministerio de la Vivienda para las casas de los Agricultores fue el 5.962, siendo aprobado provisionalmente el 21 de febrero de 1.955 y su resolución por la Intervención General del Estado el 7 de marzo de 1.955.

    Para acceder a estas viviendas, los solicitantes tenían que reunir una serie de requisitos políticos,  acorde con las circunstancias de entonces, el Ayuntamiento creó un impreso de solicitud a las que tenían que someterse los solicitantes, te los voy a citar, por que en la actualidad sorprendería:
    1º Ser padre de familia numerosa con__________hijos y Carnet nº ___________

    2º Ser empleado u obrero al servicio de una empresa o patrón radiante en la localidad.

    3º Ser invalido o mutilado de guerra ____________ Excombatiente con justificación  de este extremo ___________ Excautivo ____________hijo de mártir por Dios y por España____________________

    4º Es afiliado de F. E .T y de las J. O. N. S. __________ con carnet nº ________

    5º Méritos personales de capacitación profesional que alega el peticionario ______________________________________________________________________

    -¡Vamos! que el que no fuera de derechas lo tenía crudo.
    -No lo creas, porque hubo adjudicaciones que se concedieron a personas que no lo eran. Las solicitudes para acceder a las casas de los Agricultores se realizaron en 1955.

    Todas las viviendas de la Colonia del Generalísimo de la zona o fase denominada Agricultores, eran de planta baja y daban a dos calles, prácticamente iguales en terreno, edificación y coste, la superficie de cada una de ellas, era de 140 m/2, y la parte edificada 77 m/2, su coste de venta 63.725 pesetas con 52 céntimos, pagado de la siguiente forma: 20.000,00 pesetas, a la firma del contrato de adjudicación, 240 cuotas de 77,44 pesetas mensuales durante 20 años, y otras 240 cuotas mensuales, (otros 20 años más) de 135,42 pesetas, en realidad con los intereses acumulados durante los 40 años, su precio total ascendió a 71,086,40 pesetas. Su distribución constaba de tres habitaciones, cocina, cuarto de estar, despensa, aseo y corral, corral que la mayoría lo adaptó a sus necesidades, unos construyeron vaquerías, otros cuadras, otros garajes y casi todos, cortes para los cerdos. Pese a ser baratas, no todo el mundo tenía el dinero para la primera entrega, ni para aquellos pequeños plazos. Su construcción dio trabajo para los arrieros que con sus acémilas retiraron desmontes y transportaron piedra y otros materiales, ya que se construyeron con piedra colmenareña, dieron trabajo a canteros y mamposteros, a los maestros albañiles, y a otras profesiones relacionadas con la construcción.

    -Esas fueron las 48 casas de la fase de Agricultores, pero, ¿y de la otra fase, la de los Obreros?
    -Ahora iba Rafael, ahora iba. Las 48 viviendas de la fase de los Obreros, se edificaron sobre una parcela que entonces era rústica, de propiedad privada que compró el Ayuntamiento, y parte de la Vía Pecuaria que ya hemos comentado. El texto que figura en la relación de bienes del Ayuntamiento del Archivo Municipal que te he mencionado, decía sobre esa finca privada:
    “Finca número 2.167  .-  Inscripción  3ª  Tomo 317  Folio 65

    Rústica: Cerquilla destinada a pastos, situada en extramuros, al sitio del Cerrillo, su cabida como de dos fanegas, equivalente a 68 áreas y 48 centiáreas, colindante por todos los aires con tierra del común y calleja que sube a la Corredera y al Cerrillo. No aparece gravada.

    Don Manuel Saturnino López Maroñas, Doña Concepción López Maroñas y Doña Pilar López Maroñas, vende la totalidad de esta finca al Ayuntamiento, según escritura otorgada en esta Villa el 9 de enero de 1.955.
    Inscripción 4ª .-  Se constituye sobre esta finca 1ª hipoteca a favor del I. N. de la Vivienda, en garantía de un préstamo de 479.402,50 pts., un anticipo sin intereses de 1.079.503 pts., y una prima a la construcción de 469.443,86 pts., para la construcción de 48 viviendas protegidas.”

    En Las casas del Cerrillo Bajo o de los Obreros, el Promotor fue también el Ayuntamiento, el expediente del Ministerio de la Vivienda correspondió al número 5.980, el impreso para la solicitud de las viviendas fue el mismo, y se solicitaron en 1.955. Todas tenían el mismo terreno, la misma edificación y el mismo coste, la superficie del terreno de cada una de ellas era de 113,25 m/2, 27 m/2 menos que las de los Agricultores, su precio de venta algo menor 57.423,94 pesetas. Por cierto, en aquellos años se construyó el depósito de aguas que estaba junto a la Plaza de Toros, recordarás el estrecho pasillo que existía entre el depósito y  la fachada del tendido 2  la plaza.

    -¡Pero estrecho, estrecho macho!
    -Vista la buena acogida que tuvieron las casas de la Colónia del Generalísimo o “Casas del Cerrillo”, decidieron acometer la construcción de la colonia de Los Remedios o las “Casas de la Corredera”.  
    -¿Esas se hicieron a continuación?
    -Así fue. Se comenzaron año y pico después. Comenzaremos por el principio, es decir, por el topónimo. Corredera como perfectamente se define viene de correr, se debió de definir así, por su terreno que es totalmente llano, se extiende desde la falda del Cerrillo hasta el Vivero, tramo idóneo para correr. El diccionario en una de sus acepciones dice: Sitio o lugar destinado para correr caballos. Antes de los encierros para las corridas en la plaza de toros, según dicen nuestros padres, se realizaban precisamente por allí, al llegar al Vivero los vaqueros con los caballos azuzaban a los toros para que entraran rápido a la plaza, porque, en algunas ocasiones los mozos espantaban a los toros para su regocijo y tardanza.

    -Y lo de corrida, ¿viene del correr los mozos a los toros?
    -Exactamente, viene de tiempo inmemorial, ya lo recoge las Cantigas de Santa María, de Alfonso X el Sabio, del siglo XIII, cuenta que un caballero que iba a casarse ordenó a los criados y amigos que corriesen a un toro bravo.

    -Sí, lo de correr queda pa los mozos, que nosotros ya tenemos que aplicarnos lo que dijo no se que sabio: Al anciano alcanzarás en la carrera, más no en el consejo.

    -La Colonia de Los Remedios o “Casas de la Corredera” también se las llamó “Casas del Canto la Virgen” por estar junto a él. Volviendo al archivo Municipal y a la misma relación de bienes inmuebles y de terrenos, encontré la correspondiente a los de esta Colonia:
    “Finca número 2.163  .- Tomo 317  Folio 45  .- 1ª Inscripción
    Rústica. Terreno enclavado en el paraje de la Corredera, con una extensión superficial de 7.000 m/2, que se deslinda al Norte con el descansadero Pecuario llamado de la Corredera, al Sur con Camino Público, al Este con el camino de esta Villa a la de Guadalix de la Sierra, y al Oeste con la carretera de Madrid a Miraflores, denominado terreno de la Corredera, no tiene cargas y su valor 7000 pts. El Ayuntamiento de esta Villa viene poseyendo desde tiempo inmemorial quieta y pacíficamente, inscrito el dominio a favor del Ayntº.- Sin cargas.

    2ª Inscripción.- Se constituye sobre esta finca primera hipoteca especial a favor del I. N. de la Vivienda, en garantía de un préstamo de 482.239,88 pts., un anticipo sin intereses de 1.090.755 pts., y una prima a la construcción de 469.443,86 pts., con destino a la construcción de 48 viviendas protegidas.”

    En esta inscripción habrás observado la cita que hace el Ayuntamiento, “El Ayuntamiento de esta Villa viene poseyendo desde tiempo inmemorial quieta y pacíficamente”, es decir que quieto y sin ruido el Ayuntamiento venía aprovechándose de ese descansadero pecuario, terreno que estaba incluido en la misma parcela número 70, del poligono56, del Catastro, Propiedad del Estado.
    -Estamos en el mismo caso que las casas del Cerrillo de los Agricultores, que se hicieron en Vías Pecuarias.
    -No, este terreno estaba aún más complicado. Además de estar afectadas por ese motivo, la colonia de Los Remedios cogió parte de un terreno que pertenecía a la familia de Gómez Ugalde, con una superficie de 31 áreas y 68 centiáreas. Tuvo que intervenir la Conserjería de Agricultura y Dirección General de Ganadería – Servicios de Vías Pecuarias, para la modificación del deslinde, fallando a favor de D. Félix Gómez Ugalde, el terreno que estaba anexo al descansadero de la Corredera, entre las carreteras de Guadalix de la Sierra y Miraflores de la Sierra, con fecha 6 de abril de 1.963.  

    Las primeras solicitudes para la adjudicación de las casas de la Corredera o Colonia de Los Remedios, se solicitaron en 1.956 y 1.957. Las casas estaban consideradas como hoteles para familias humildes, lo que parecía ser viviendas de segunda residencia para madrileños, de ahí que casi todas las solicitudes fueran vecinos de la capital de España, los impresos de solicitud contenían los mismos requisitos que las de las casas del Cerrillo, pero como los solicitantes eran madrileños, casi todas las solicitudes estaban ajustadas a los requisitos, sin emplear el impreso que te comenté, por lo que fueron redactadas individualmente, algunas de ellas con declaraciones que se expresaban excesivamente su celo de pertenecer al bando Nacional, así como a Falange Española antes de la contienda, o el haber sido detenido por sus ideas, o por haberse pasado a la Zona Nacional, por su graduación en el ejercito, por tomar parte en varios frentes, o por haber recibido condecoraciones, todo por Dios y por España. Otros madrileños acompañaban a sus solicitudes recomendaciones, de médicos prestigiosos o de distintas autoridades, encontré una nada menos que del Presidente de  la Excelentísima Diputación de Madrid, el marqués de la Valdivia.

    -¡No me digas más! Las que venían con recomendaciones seguro que se las concedieron.
    -Así debió de ser. Los 48 primeros hoteles de la Colonia de Los Remedios, los comprendidos en las tres filas de viviendas adosadas a dos calles, desde El Canto de la Virgen hasta la calle Isla de Ibiza, su número de expediente en el Ministerio de la Vivienda fue el 7.196. El Instituto Nacional de la Vivienda concedió la calificación de esa fase de la Colonia de los Remedios o casas de La Corredera, el 26 de junio de 1.959, como viviendas de renta limitada 2º grupo, ya que estaban sujetas por haber obtenido la subvención del Ministerio. Cada vivienda estaba construida sobre una parcela de 116,50 m/2, y la edificación 49 m/2, su precio de venta 56.000,00 pesetas, de entrada 13.449, 20 pesetas y una hipoteca de 42.550,80 pesetas.    
    Muchos de los propietarios de esa fase, pasados los años, las consideraron como viviendas libres, no sujetas a la Protección Oficial, alquilando y vendiendo, con la entrada de la Democracia, para evitar tener problemas, en diciembre de 1.978, solicitaron el cambio por viviendas libres devolviendo la subvención que en su día obtuvieron.  

    -Pero, se construyeron muchas más.
    -Otras 48 más en paralelo a esas primeras, en perpendicular a la carretera de Guadalix de la Sierra. Su promotor y constructor fue don Francisco Alvert Ferrero, era natural de Orihuela (Alicante), el jefe de obra era un paisano suyo Mario. Mario tenía una marcada personalidad, con buena presencia, había sido legionario y siempre iba despechugado, tenía una motocicleta Sanglas de gran cilindrada, fue un personaje muy popular en Colmenar Viejo. Ellos trajeron varios levantinos como Miguel Martínez Pérez y su hermano Manuel que se caso con una colmenareña, José Rippoll Sellers, alicantino que se dedicaba a la pintura, y que también contrajo matrimonio con otra colmenareña Ana María Ortega Berrocal.
    Posteriormente a esas fases paralelas,  se acometió la construcción de otra fase de hoteles pareados más grandes y con mayor parcela en la zona triangular que quedaba hasta la carretera de Miraflores de la Sierra.

    Los terrenos de las “Casas de la Corredera” como los de las  “Casas del Cerrillo” pegadas a la Plaza de Toros, ya hemos comentado que se cogieron de los descansaderos pecuarios,  aunque con fecha 24 de marzo de 1.956, se aprobó una modificación parcial de la clasificación de las vías pecuarias del término municipal de Colmenar Viejo para desafectarlas, seguían afectadas a la vía pecuaria del “Cordel de la carretera de Miraflores a Madrid”, han tenido que pasar 56 años para verse desafectados ambos terrenos, se realizó por “Orden 2273/2012, del 2 de agosto, de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, por la que se aprueba la modificación de trazado de la vía pecuaria “Cordel de la carretera de Miraflores a Madrid” en el término de Colmenar Viejo (Madrid), comunicado que se le hizo a cada uno de los vecinos afectados al día siguiente, día 3 de agosto de 2.012.
    -Es decir que esas casas han estado sujetas más de medio siglo a la Comunidad de Madrid.    
    -En efecto, primero a la entonces Diputación Provincial de Madrid y después cuando la provincia se independizó, a la Comunidad de Madrid. Y ahora vamos a hablar del Barcelona.

    -Cómo, ¿del Club de Fútbol Barcelona?
    -Del mismo, te harás la pregunta de ¿Qué tiene que ver el Barcelona con el Cerrillo y la Corredera? Pues muy sencillo, ¿recuerdas las estancias del Barcelona en Colmenar Viejo?
    ¡Pachasco! Eso no se nos ha olvidaú a ninguno de los que los vimos.
    -Pues aconteció en los primeros años de habilitar esas viviendas, al entrenar el Barcelona, tanto en la Plaza de Toros, como en sus inmediaciones, todos los chicos vecinos de esos barrios no se perdían los entrenamientos, el ver a Kubala, Luís Suárez, Ramallets, Helenio Herrera y al resto de las figuras de ese equipo, era todo un acontecimiento.

    He reunido algunas reseñas de periódicos que atestiguan la estancia del Barcelona en Colmenar Viejo, que bajo mi humilde punto de vista forma una parte modesta de nuestra  historia. Mira la pequeña reseña que te he sacado de la Hoja del Lunes del 5 de octubre de 1.959:
    “Martes, miércoles y jueves, pruebas del equipo nacional.
    Mañana concentración en Colmenar Viejo.
    H. H. advierte que habrá muy pocas novedades.

    Con Mr. H. H. después de la entrevista del preparador de campeón Barcelona, se imponía ayer la de preparador del equipo nacional. Y Herrera, ya se sabe, cuando se le pregunta contesta, aunque conteste “poco” como ayer.
    -Pues nada. El martes habrá concentración de los dieciocho preseleccionados.
    -Ahora mismo, ¿se vuelve el Barcelona a Barcelona?
    -No, Volvemos todos a Colmenar Viejo. Al Hostal. Allí llegaran los restantes seleccionados. Y el martes, miércoles y jueves trabajaremos.
    -¿Entrenamiento fuerte?
    -No hace falta. Todos están bien entrenados en sus club respectivos, y no hay por qué cansar a los muchachos. Lo que haremos será conjuntar el equipo. Simplemente.
    -El equipo ¿Cuál es?
    -Depende de pequeñas pruebas.
    -Si se juega ahora mismo. ¿Quiénes serian los once del partido de Polonia en el estadio Bernabeu?
    -Si se tuviese que jugar ahora mismo estaría “hecho” el equipo desde hace unos días. Hay que hacer lo que han hecho otros…
    -En Herrera: alineación probable…
    -Diferirá muy poco de la que fue a Polonia mismo.
    -¿Qué quiere decir “muy poco”?
    -Lo sabe todo el mundo. Mateos por ejemplo no esta preseleccionado.
    -“Ergo” igual, menos Mateos, más …
    -Ya hablaremos.
    -Eso eso. -       SANTIDRIAN”

    En la contestación que dio Helenio Herrera, cuando le pregunta que “¿se vuelve el Barcelona a Barcelona?” él contesto “No, volvemos todos a Colmenar Viejo. Al Hostal,” nos confirma que ya había estado en el Hostal de Colmenar Viejo, y es que Helenio Herrera además de ser en aquellos días el seleccionador de la Selección Española lo era también del Barcelona, y efectivamente, el Barcelona estuvo concentrado allí el fin de semana anterior, para jugar el domingo 4 de octubre de 1.959 con el Atlético de Madrid.

    -Así es que fue el fin de aquella primera semana de octubre de 1.959 cuando estuvo por primera vez el Club de Fútbol Barcelona en Colmenar Viejo.

    -Efectivamente, y te voy a dar la lista de los que jugaron contra el Atlético de Madrid, Antonio Ramallets Simón “Ramallets”, Ferran Olivella Pons “Olivella”, Francisco Rodríguez García “Rodri!, Sigfrido Gracia Royo “Gracia”, Joan Segarra Iracheta “Segarra”, Enric Gensana Merota “Gensana”, Justo Tejada Martínez “Tejada”, Laszlo Kubala Stecz “Kubala”, Eulogio Martínez Ramiro “Martínez”, Luís Suárez Miramontes “Suárez” y Zoltan Czibor Suhai “Czibor”, y como te he dicho de entrenador Helenio Herrera Gavilán. Te los he citado,  porque al jugar el partido, con seguridad estuvieron todos ellos en Colmenar Viejo, también te voy a reseñar los suplentes que aquel año tenía el Barcelona, por el mismo motivo, porque algunos también estarían aquí:  Matí Vergés Massa “Verges”, Evaristo Macedo Filho “Evaristo”, Ramón Alberto Villaverde Vázquez “Villaverde”, Carlos Domingo Medrano Lazcano “Medrano”, Luis Coll Hortal “Coll”, Juan Antonio Celdrán Montoya “Celdrán”, Sandor Kocsis Meter “Cóccix”, José Pinto Rosas “Pinto”, Isidro Flotats Vilanova “Flotats”, Enrique Ribelles Seró “Ribelles”, Andrés Parada Alvite “Suco”, Joaquín Brugué Heras “Brugué” y Llorenç Rifé Climent “Rife”.

    -Y claro, también estuvo la Selección Española.
    -Por supuesto, ya lo tienes afirmado por la prensa, pero aún nos lo ratifica, el miércoles 7 de octubre de 1.959, la Vanguardia Española, que recogía:

“Hoy se entrenarán los componentes de la selección nacional de fútbol –
Que están concentrados en Colmenar Viejo.
    Madrid, 6 – Esta mañana, a las diez comenzaron a llegar al domicilio de la Real Federación Española de Fútbol, los jugadores seleccionados para el equipo nacional, que ha de contener próximamente contra el equipo nacional de Polonia….
    Excepto los jugadores del C. de F. Barcelona seleccionados que se encuentran ya en Colmenar Viejo, los que se han presentado, han sido: Carmelo (A. Bilbao), Collar (A. Madrid), Del Sol (Betis), Di Stefano (R. Madrid), Garay (Atlético Bilbao), Gento (R. Madrid), Peiró (A. Madrid), Ruiz Sosa (Sevilla) y Sastre (Español).
    Solamente ha faltado a la citación el jugador Marquitos (R. Madrid), que ha sido autorizado para trasladarse a Santander, porque en el día de hoy bautiza a su primer hijo. De todas formas, esta tarde se hallará de regreso en Madrid, y seguidamente se trasladará a Colmenar Viejo.
    A las once de la mañana los jugadores citados en la Federación, juntamente con el preparador del equipo nacional Helenio Herrera, han marchado en autocar con destino a Colmenar Viejo.
    En Colmenar Viejo se encuentran concentrados desde el domingo por la noche los jugadores del Barcelona, Gensana, Gracia, Kubala, Olivilla, Ramallets, Segarra, Suárez y Tejada.
    Mañana, a las once de la mañana, en el estadio Santiago Bernabeu, los seleccionados del equipo nacional de fútbol realizarán una sesión de entrenamiento bajo la dirección del preparador, Herrera. –         Alfil.”

    -De esta noticia, podemos analizar tres cosas, la primera; que todos los jugadores de la Selección Española excepto “Marquitos”, el martes día 6 de octubre de 1.959 ya estaban concentrados en el Hostal de Colmenar Viejo, la segunda; que nos reseñan a cada uno de los vinieron, y la tercera; que la selección no entrenó en Colmenar Viejo.
    -De ahí que muy pocos viéramos a esos jugadores, porque irían del Hostal al Bernabeu, y del Bernabeu al Hostal. No sucedió lo mismo con el Barcelona, que entrenó en Colmenar Viejo.
    -No fue la única vez que el Barcelona estuvo en Colmenar Viejo, un mes más tarde nuevamente volvió al Hostal. Recurriendo otra vez a La Vanguardia Española,  en los días 28 y 29 de noviembre de 1.959, encontramos otras dos reseñas del hecho:

Sábado 28-11- 1.959
“R. Madrid – Barcelona, en el Estadio Bernabeu
………………………………………………………
    En cuanto al Barcelona sus jugadores se desplazaron anoche por vía férrea para concentrarse en Colmenar Viejo hasta la hora del partido de mañana. En la alineación azulgrana existe la duda sobre los extremos, que pudiera ser Vergés y Villaverde, o Villaverde y Suco. Los demás puestos estarán ocupados por Ramallets, Olivilla, Rodri, Gracia, Segarra, Gensana y la tripleta central de la delantera, por Kubala, Martínez y Evaristo.
                                                                                                     
Domingo 29-11-1.959
      Luis Suárez será probado momentos antes del encuentro
    Colmenar Viejo (Madrid), 28. – Poco después de mediodía han llegado a esta localidad los jugadores del C. F. Barcelona, acompañados de su entrenador Helenio Herrera y un directivo del club.
    Desde Madrid donde llegaron esta mañana en tren, se trasladaron a Colmenar Viejo en autocar y después de distribuir las habitaciones a los jugadores y vestirse estos con los clásicos chandales, salieron a dar un paso por los alrededores del hotel donde se hospedarán hasta mañana domingo. Después de un paseo que duró aproximadamente una hora los jugadores barcelonistas regresaron al hotel.
………………………………………………………………………..

    -Las noticias nos dicen que el equipo del Barcelona salió el viernes por la noche, y que llegaron a Colmenar Viejo al mediodía del sábado, y recoge la curiosidad de que se dieron una vuelta con chándal por la población.
    -Me acuerdo perfectamente de verlos por la calle de la “Fería”, y de cómo algunos chicos los seguían, la verdá es que nos quedábamos boquiabiertos, porque llamaban mucho la atención, eso de ver a un grupo de hombres totalmente uniformados con chándal, era mu emotivo, ahora el chandal es una prenda usual, pero en aquellos años solamente la usaban los futbolista de elite.
    -Yo los vi justo en la entonces plaza del Generalísimo, en la puerta del Ayuntamiento, y me causó esa misma sensación.  
    -No lo recuerdo, pero me dijeron que alguien del equipo del Barcelona, alquiló a Manuel Álvarez que entonces tenía de taxi un viejo Rolls Royce, para moverse y hacer recados.
    -Yo también he oído esos comentarios, pero no te lo puedo confirmar. Tampoco los vi entrenar, pero me dijeron que los veían bastante gente, uno me comentó, que una vez Kubala, pegó un cañonazo a un burladero de la Plaza de Toros, que cuando dio el balón, sonó igual que una bomba, también me dijeron que entrenaron en la explanada de La Corredera. Y por supuesto, los chicos que más los veían, eran los que vivían cerca de la Plaza de Toros, ¿y quienes eran? Pues los que residían en el Cerrillo.  
    -De ahí que tantos chicos del Cerrillo se hicieran del Barcelona.
    -Hoy son abuelos y siguen siendo seguidores del Barcelona.
    -Figúrate viniera el Barcelona o la Selección Nacional de Fútbol a Colmenar Viejo, con las masas que arrastran hoy, ¡la que se armaría!
    -Existen ciertas suposiciones de por qué no volvió a Colmenar Viejo el Barcelona.
    -¿Cuáles eran?
    -Me dijeron que cuando en los entrenamientos los jugadores se caían en el ruedo, tenían miedo de herirse y coger el tétanos, por si la arena pudiera estar impregnada de sangre o detritus. Respecto al Club de Fútbol Barcelona, te diré, que precisamente esa temporada 1959 – 1960, fue el campeón de liga, que quedaron así, 1º Barcelona, 2º Madrid, 3º Bilbao, 4º Sevilla y 5º Atlético de Madrid.      
    

Posdata: El parte de guerra de El Empecinado es el que está en el Archivo Histórico Nacional, la mayoría de los datos oficiales sobre las viviendas del Cerrillo y de la Corredera, los he sacado del Archivo Municipal del Ayuntamiento de Colmenar Viejo, los he complementado con testimonios verbales de  Manuel Martínez Pérez, Lázaro Arias Rodríguez, José Ortega Berrocal, a los que se lo agradezco, al igual que a Miguel Ángel de Andrés Santos por su búsqueda sobre los datos del C. F. Barcelona. Quiero dedicar este artículo a la generación de los chicos que vimos en Colmenar Viejo a aquellos jugadores y guardamos en nuestra memoria, y en particular a Carlos González Aragón, él sabe por qué.            

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS