Publicidad

7 claves para elegir psicólogo

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Existen muchas razones para acudir al psicólogo, no siempre hay que sufrir un trastorno como la depresión, los ataques de pánico o una fobia. De hecho, el psicólogo puede ayudarte mucho si estás atravesando un proceso de duelo por la pérdida de una persona querida, si tienes problemas en tu relación de pareja o si quieres aprender a gestionar mejor la ira o deseas aumentar tu autoconfianza.

Por desgracia, las personas no siempre encuentran el psicólogo adecuado, lo cual hace que abandonen la terapia y pierdan la confianza en estos tratamientos. Por eso, en vez de ir de una consulta a otra, para acabar desencantados y sin resolver el problema, es mejor dedicarle un poco de tiempo a la elección del psicólogo. Si estás buscando un psicólogo en Tres Cantos, esta guía puede ayudarte a elegir a un buen psicólogo:

¿Cómo escoger un psicólogo que realmente pueda ayudarte?

  1. Verifica que sea psicólogo/a. Puede parecer una verdad de Perogrullo pero lo cierto es que existen muchos casos de intrusismo profesional. Tampoco ayuda el hecho de que existan diferentes denominaciones, las cuales pueden dar pie a confusiones y hacer que las personas piensen que ese profesional es un psicólogo, cuando en realidad no lo es. Por tanto, asegúrate de que el psicólogo tenga una titulación universitaria oficial y un número de colegiado. El hecho de que sea psicólogo te garantizará que sigue un código ético profesional, por lo que podrás estar seguro/a de que se establecerá una relación estrictamente profesional.
  2. Comprueba su especialización. Existen diferentes tipos de psicólogos, todos no están capacitados para brindarte la ayuda que necesitas. Por eso, es importante que compruebes que ese profesional se ha especializado en Psicología Clínica y no en otras ramas. De hecho, incluso dentro de la propia Psicología Clínica existen diferentes especializaciones, de manera que si puedes hallar un psicólogo especializado en adicciones, trastornos de ansiedad, disfunciones sexuales o terapia de pareja, podrás beneficiarte de su experiencia en el tratamiento del problema específico que te aqueja.
  3. Indaga en su enfoque terapéutico. En la Psicología existen diferentes enfoques terapéuticos, aunque el enfoque cognitivo-conductual ha sido uno de los más estudiados, no es el único. De hecho, la hipnosis clínica y el mindfulness también pueden ser muy útiles en el tratamiento de diferentes trastornos. Sin embargo, existen algunas terapias alternativas que aún no cuentan con suficiente evidencia científica y cuya eficacia no se ha comprobado empíricamente, como la terapia de vidas pasadas. Por tanto, antes de elegir un psicólogo, infórmate sobre los métodos que utiliza y su eficacia.
  4. Pregunta por la propuesta de intervención. Cuando un psicólogo tiene experiencia y ha tratado problemas similares al tuyo, podrá hacerte una propuesta de intervención clara. Ese plan consiste en indicarte aproximadamente qué número de sesiones necesitarás y que ocurrirá en vuestros encuentros. Por supuesto, cada caso es único, y el psicólogo no puede prever si se producirán retrocesos, pero una vez que haya llegado al diagnóstico, será capaz de transmitirte una idea general del trabajo que tienen por delante y debe ser capaz de responder a todas tus dudas sobre la terapia.
  5. Asegúrate de sentirte cómodo/a. Es probable que tengas que pasar muchas horas con el psicólogo y que le cuentes cosas que no le has contado a nadie o que tengas que abordar temas que te resulten difíciles. Por eso, es fundamental que desde el primer momento te sientas cómodo/a. Considera que durante los primeros encuentros es normal que experimentes un poco de nerviosismo, pero debes sentir que el psicoterapeuta te transmite seguridad y confianza, que no te parece arrogante y, sobre todo, que no te juzgue. Un buen psicólogo es aquel que promueve la expresión libre de sus pacientes, que no se convierte en juez de sus pensamientos, actitudes y comportamientos.
  6. Actitud activa del psicólogo. Ir al psicólogo no consiste simplemente en hablar sobre tus problemas. Si bien es cierto que el psicoterapeuta no puede brindarte soluciones mágicas, tendrá que guiarte a lo largo del camino para que encuentres tus propias respuestas. De hecho, en muchas ocasiones la terapia psicológica también consiste en explicarte cómo surgen las emociones y los pensamientos, qué repercusión tienen en tu vida y cómo gestionarlos de manera más asertiva. Además, el psicólogo debe aplicar técnicas que te ayuden a aliviar la tensión emocional, a confrontar las creencias dañinas e incluso puede proponerte tareas que debes realizar fuera de la consulta.
  7. Cerciórate de que estás progresando. Uno de los principales motivos por los que las personas abandonan la terapia es la sensación de que no están avanzando. De hecho, si al cabo de varias sesiones sientes que no has progresado nada, deberías comentárselo a tu terapeuta. Es cierto que existen algunos trastornos particularmente resistentes y que algunas creencias o hábitos están tan arraigados que no se pueden cambiar de la noche a la mañana, pero es importante que al cabo de unas semanas, tengas la sensación de que la terapia está funcionando y te sientas mejor.

Rosario Linares Martínez

Psicóloga y Psicoterapeuta

https://www.elpradopsicologos.es

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Inscríbete a través de nuestro servicio de suscripción de correo electrónico gratuito para recibir notificaciones cuando hay nueva información disponible.